Las Constelaciones Familiares de Bert Hellinger constituyen una potente y maravillosa herramienta terapéutica y pedagógica.

Su magia nos lleva a la sanación de una manera elegante y sencilla. Los recuerdos genéticos, heredados de nuestros ancestros y, olvidados en su mayoría, son los causantes, a veces, de males, enfermedades, conflictos y dificultades, surgiendo de manera espontánea durante la realización del ejercicio, con posibilidades de ser resueltos.

Sin que seamos conscientes, incluso, sin que se nos haya dado a conocer en el entorno familiar, es posible que estemos repitiendo experiencias dolorosas del pasado de familiares ya fallecidos a los que, en la mayor parte de los casos, ni conocimos en vida.

Alcoholismo, drogadicción, intentos de suicidio, fracasos matrimoniales, fracasos empresariales, y gran parte de experiencias negativas, pueden tener su origen en un pasado familiar, a veces desconocido.

El efecto sanador de las Constelaciones Familiares no se limita solamente a la persona que está siendo constelada, sino que se extiende a veces incluso, con mayor eficacia, a representantes y observadores que participan y presencian el ejercicio, todo ello en un singular acto en el que la persona interesada no precisa compartir con el resto de participantes el origen y la causa de sus dificultades.

De manera natural, cada constelación busca el equilibrio del conjunto según las posiciones que ocupan las personas que la componen; ese equilibrio tiene un singular objetivo: que el amor fluya por todas ellas.

Basadas en cuatro leyes:

  • Pertenencia – La no exclusión
  • Prevalencia – Jerarquía por antigüedad
  • Compensación – El amor ciego
  • Prioridades – El sistema ha de ser primero

Las Constelaciones Familiares pretenden reequilibrarse a través de que el AMOR fluya por todos sus componentes y, cuando esto ocurre, es muy probable que desaparezcan los males y las desdichas que se generaron en las personas.

El efecto y resultado final de cualquier constelación no es predecible, pero hay que tener en cuenta, que en la mayor parte de los casos se obtienen resultados muy positivos.

Dependiendo de cada persona y, de cada caso, los resultados se pueden apreciar de inmediato o, al cabo de cierto tiempo.

Además de a los ámbitos mencionados, esta herramienta también se aplica al mundo empresarial, al de las emociones, relaciones de pareja, dificultades con los estudios, etc.

 

FACILITA

Roberto Feijóo Portero, Ingeniero Industrial, Trainee PNL, Coach, Titulado en Eneagrama, Constelaciones familiares, Pedagogía Sistémica, Anatheoresis y Análisis Transaccional.